close
close
Consejos para criminalizar dormir en la calle |  ley y orden

Consejos para criminalizar dormir en la calle | ley y orden

Consejos para criminalizar dormir en la calle |  ley y orden

Francisco Maysonet llegó a La Fondita de Jesús a las 7:30 horas con sus amigos para preparar la investigación y otras actividades para los caminantes, con la ayuda de la organización sin fines de lucro.

Maysonet se ofreció como voluntaria con La Fondita de Jesús luego de visitar varios lugares de Puerto Rico y Estados Unidos como medio de transporte. En los estados quisieron mostrar la identidad de las autoridades para prevenir problemas cuando surjan en lugares públicos. Ahora, con el visto bueno de la Corte Suprema de Estados Unidos, las ciudades pueden prohibir a los no residentes dormir en lugares públicos.

Esta decisión sobre las puertas asegura que los municipios de la isla puedan implementar una política pública para criminalizar dormir en lugares públicos.

“Esto convierte la pobreza en un delito penal. Es una búsqueda de lo que está pasando en Estados Unidos, pero también en Puerto Rico, que es el fenómeno del chivo expiatorio y el fracaso de un sistema adecuado para utilizar y prevenir este fenómeno y brindar la asistencia necesaria que estas personas necesitan. ” dijo Yorelys Rivera, directora ejecutiva de Iniciativa Comunitaria.

A Belinda Hill, fundadora de la organización Solo hasta el día de hoy, no le sorprende la decisión del gobierno federal, pero sí le preocupa quién tomó la decisión.

“Es una decisión triste que alguien que es más vulnerable en ese momento considere cruel e inusual no estar en un lugar donde está. Lo más importante de esta decisión es que podemos ver cómo la humanidad se está desarrollando en un punto donde está sucediendo una revelación donde no tomamos en cuenta que una persona que puede ser humillada y mantenerla cautiva en un lugar público porque pensamos estarás más seguro y serás arrestado. como no sabías dónde estabas, como si tu situación no fuera suficientemente mala, me obsesioné con el significado de la existencia de la actitud siniestra en Puerto Rico.

Para Hill, el máximo tribunal de Estados Unidos ha anulado cualquier forma de protección que puedan tener las personas sin hogar,

“La decisión de 6 a 3 permitió que el asesino no viviera donde vivía. En un clima económico como el que tenemos, donde no se están ganando suficientes vidas, esta instancia de la Corte Suprema de los Estados Unidos abre la puerta para que las ciudades de Puerto Rico aún puedan prohibir dormir en las calles. El efecto es que en esas ciudades los autos se llenan por la criminalidad que hay”, dijo.

Hill explicó que las consecuencias de la sentencia son devastadoras para las personas que no viven en su casa porque, en la economía actual, perder la propiedad de la vivienda o el alquiler por un delito de propiedad hace que sea más difícil ganarse la vida. Pero lo peor es que también es “más difícil que una persona pueda encontrarse en una vida, porque una persona con un delito penal no es elegible para un juicio penal público a menos que hayan transcurrido varios años de la sentencia”. Esto tendría consecuencias devastadoras para las personas sin hogar”, afirmó Hill.

Relacionado

La mayoría de regiones educativas independientes o descentralizadas y antecedentes para tareas ya realizadas, como mantenimiento y reconocimiento de…

Relacionado

En este momento descubrirás el móvil de los perros.

Relacionado

La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), LUMA Energy y Genera PR no tienen la urgencia necesaria para tomar medidas para…

Además, se pidió al gobierno que tomara medidas para desarrollar proyectos de vida equivalentes a subsidios.

“Si no es así, habrá mucha más gente en la calle, la razón más grave es que ya se ha cometido un delito. Urge rehabilitar edificios o vaciar edificios y transformarlos igualmente. Eso sucederá a menos que se criminalice a las personas sin hogar y bajo una enorme presión”, afirmó.

Calculo que hay alrededor de 5,000 personas viviendo sin hogar en Puerto Rico. El panorama más reciente sobre los usuarios domésticos muestra que el 52% de ellos viven en la calle por primera vez por razones económicas. Según el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano federal, en diciembre de 2023 había 256.000 personas que vivían sin hogar en Estados Unidos.

La decisión del Supremo en el caso Grants Pass vs. Johnson es el más importante en décadas en relación al sentimiento de chivo expiatorio. Se tomó la decisión de que esté vigente la ordenanza municipal del pequeño pueblo de Grants Pass, Oregón, que estipula que se permite dormir en lugares públicos con techo. La decisión afirma que este medio de detener los combates no autorizados en la aldea no está prohibido gracias a la protección de la Octava, a la que la constitución prohíbe imponer castigos crueles e inofensivos.

Algunos usuarios de sillas de ruedas por primera vez… y residentes de otros estados

Los líderes de organizaciones sin fines de lucro no están tomando medidas para implementar prohibiciones contra las personas que practican la esclavitud. Lo que les preocupa es el número de casos de personas que se encuentran por primera vez en la calle, incluidos residentes urbanos que se trasladan a la isla.

“En los dos últimos mensajes, el 52% de la gente estaba por primera vez en la calle. Hace diez años, la mayoría de las personas que vivían en la calle, es decir el 70%, llevaban años viviendo en la calle. Sí, eso ya no existe. “Los que están en la calle recibirán un mes…, dos meses, tres meses”, dijo Hill.

Josué Maysonet Colón, director de La Fondita de Jesús, confirmó que su organización sin fines de lucro ha visto un aumento en estos casos de visitas de alcaldes, jóvenes y familias, debido a problemas económicos.

“Hoy son personas nuevas las que están por primera vez en la calle porque en un porcentaje mayor. Muchos de ellos provienen de factores socioeconómicos, como la pérdida, la pérdida, el proceso de identificación y el alto costo, que les impide privar a los huéspedes que necesitan para vivir toda la vida. Lamentablemente hay mucha gente joven, mucha gente adulta y se ha visto un gran golpe en las mujeres”, dijo Maysonet Colón.

Desde hoy existe una nueva tendencia de que los estados llamen a sus oficinas o estados, asegurando que encajen en una de las casas dentro de los proyectos a los que pertenece la organización.

“Estoy tratando de explicárselo a la gente que ya no vive en Puerto Rico. Es un inconveniente y es el mayor número de personas que encuentro que viven en Estados Unidos y se aburren cuando regresan a la isla, pero ya no tienen contacto con un amigo aquí porque es insoportable (en Estados Unidos). Tenemos un lugar dentro de una montaña de proyecto, pero tenemos que pensar bien qué pasa cuando estamos en casa; Hay una serie de parámetros, una serie de filtros con los que puedes trabajar y luego llegar a una unidad. Hoy en día, si no quieres estar en otro lugar, en Puerto Rico es muy difícil”, explicó Hill.

En los últimos meses, La Fondita de Jesús ha acogido de dos a cinco ciudadanos estadounidenses en su finca, pero recientemente amplió a 30 personas para abordar cuestiones financieras y familiares e indica que es más fácil encontrar servicios en la isla.

“Si hacen el servicio, pero se quedan lentos. No a todo el mundo se le ofrece la oportunidad de completar el proceso de conversión a casa. Lo que queremos es comer, nadar y ducharnos y no necesariamente somos animales comunitarios. Confirmamos que la persona está en calle y tenemos un proceso habilitado por nuestros servicios, en nuestro local más grande, para personas sin hogar”, informó Maysonet a Colón.

Ante la decisión del Gobierno Federal, el líder de La Fondita indicó que de promulgarse prohibiciones similares a las que denuncia la ley en ciudades estadounidenses con altos niveles de esclavitud, se podría producir un aumento mayor de esta población en la isla.

“Por ejemplo, si estás en Nueva York, te castigan, pero luego te llevan a otros lugares. Como resultado, Puerto Rico podría ser un espacio si ya se ha visto un aumento de personas sin hogar que buscan ayuda y servicios en organizaciones basándose en las razones que tiene Sean, porque son varios factores que pueden contribuir al crecimiento de la economía. un detonante que agrava aún más este movimiento”, explicó Maysonet Colón.

Necesidad de uniformidad de vida.

Miranda “Mimi” Acevedo vivió en la calle dos veces: la primera durante un año y la segunda durante cuatro meses. Ahora estoy en un apartamento y quiero estudiar en un lugar de trabajo social y en una escuela.

Pero el proceso de encontrar el apartamento requirió mucho papeleo, investigación y una espera de varios meses para obtener la residencia permanente para que el gobierno federal demostrara que la casa es inhabitable. El panorama se complica por los desiguales niveles de vida en la isla y el reconocimiento de los usuarios de sillas de ruedas.

“No entendía que hay una gran cantidad de opciones de vivienda similar, refugio de emergencia y vivir con servicios de emergencia. Lo veremos brevemente. En Puerto Rico contamos con varios servicios de salud y prevención, pero la realidad es que la respuesta a veces es corta. “Hay casas disponibles donde una persona sin casa puede vivir y quien está en proceso de reinserción social puede alquilar esa casa”, dijo Rivera de Iniciativa Comunitaria.

“Es importante que recordemos siempre que son humanos como tú y como yo. Son mamá, papá, hermanos, hermanas, suegros. Nadie quiere estar en la calle. Yo estaba en la calle porque estaba en una situación de vida en la que estoy ahora”, junto a Rivera.

En muchos casos, las organizaciones intentan negociar con los guardias de seguridad para bajar el alquiler y que el valle pueda cubrirlo. Sólo que hoy, por ejemplo, ha sido elegido para recordar orígenes para poder pagar la diferencia para compartir con más gente, pero es “inevitable”.

“Los valores no son competitivos frente a la realidad que nos apasiona. De todos modos, no tengo inventario, pero esta cantidad me parece atractiva en comparación con lo que puedo encontrar de forma privada. Ya existe la sospecha de que la persona en el hogar es consumidor de drogas, y hay problemas de salud mental que en general han bajado significativamente el perfil. Trabajé con esta cuidadora para arreglarlo, cosa que no es así y aunque pago un poco menos, ‘pero me encargaré de que esta unidad esté en óptimas condiciones’, concluyó Maysonet Colón de La Fondita De Jesús.