close
close
Díaz-Canel: Hay gente buena y talentosa en Cuba que puede marcar la diferencia – Invasión Periódica

Díaz-Canel: Hay gente buena y talentosa en Cuba que puede marcar la diferencia – Invasión Periódica

Díaz-Canel: Hay gente buena y talentosa en Cuba que puede marcar la diferencia – Invasión Periódica

Desde historias educativas, buenas y malas experiencias, insatisfacciones, problemas y posibles reacciones, estos días se intercambiaron en un nuevo mensaje del podcast “Desde la Presidencia”, dedicado a los viajes que se realizaron por todo el país en el primer semestre del año para asegurar el máximo liderazgo que el Partido había recibido.

El Presidente de este espacio, el Primer Secretario del Comité Central y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, estuvo acompañado de las periodistas Arleen Rodríguez Derivet y Alina Perera Robbio, junto a quienes reflexionó sobre la importancia de las visitas. , que no es más que un sistema de trabajo que debe funcionar continuamente, método aplicado por Fidel y Raúl, quienes enseñan la conexión permanente con lo básico, con condiciones muy difíciles y problemas complejos.

Y entonces comencé el inicio de esta agenda de trabajo, en la que he pasado los primeros siete meses del año visitando 73 congregaciones, 168 de las cuales tienen su sede en Cuba, además de intercambiar kilómetros de personas en todo el país.

Lo cierto, por otra parte, es que las opiniones generadas desde este sistema de trabajo también se han transformado en un catalizador para trazar rutas a través de las cuales los principales líderes del país avanzan en su desarrollo económico y social.

Las visitas realizadas por el Secretario de Estado fueron “ideadas para abordar los problemas que sabíamos que existían y determinar cómo podíamos atacar el territorio de los órganos de la Administración Central del Estado, incluido el Partido del Trabajo, pero sobre todos que buscaba reflexiones, análisis, desde una visión autoritaria y crítica, y también todo lo que pudiéramos hacer, organizar y planificar a nivel municipal y provincial”.

En este caso, ante la existencia de criterios negativos en la ciudad, asociados a temas como preparación de visitas a las zonas, solución de problemas inmediatamente después de tomar conocimiento de la estampida, y otros, el presidente Díaz-Canel advirtió que los lugares a visitar eran elegido deliberadamente, porque “conocemos los problemas de antemano, porque estudiamos y nos fuimos inmediatamente”.

Dijo que las visitas “no resuelven todos los problemas, pero sí ayudan a defenderlos mejor frente a los desafíos locales, territoriales y también nacionales”.

Ninguno de nosotros, que tanto nos gustaba, teníamos una variante mágica para resolver las ondas, en todos los ámbitos de las cosas que estaban allí, pero en los lugares donde estábamos, “nos quedábamos mirando lo que hacíamos, para hacer conexiones”. , para ver dónde había problemas con la dirección, dónde podía haber una señal de indiferencia, dónde podía haber una señal de indiferencia en quienes lo enviaban, o dónde podía perderse el conocimiento”.

Después de escribir un breve reportaje sobre la estrategia que siguió desde el principio, buscando la autosatisfacción y queriendo compartir buenas experiencias para convertirlas en inspiración para quienes aún no estaban convencidos de su potencial, la dignataria invita a la periodista Alina Perera. Robbio para compartir su opinión sobre lo que significan estas visitas.

En resumen, otros no, son el escenario habitual de los intercambios. Según Perera Robbio, el pensamiento era: “la dirección del país no conducirá a buscar conversaciones, verdades compartidas”.

Luego de su visión como reportero de la agencia de noticias Equipo de la Prensa de la Presidencia, que ha acompañado a Díaz-Canel y Roberto Morales Ojeda por todo el país en este primer semestre del año, se tuvo en cuenta que a veces se necesitan reuniones muy difíciles. lugar, pero son simplemente familiares e indiferentes que buscan “pensar para transformar la realidad”

Es un honor porque “todo lo que hagas con tus manos y tu inteligencia que te pueda llevar a Cuba te ayudará”.

El documento básico que diseña la estructura auxiliar del Comité Central del Partido antes de cada visita y expide los comités de control de cada municipio, también habló con el mandatario cubano, pero el tema insistió: “Es superior, el tema crece, el tema aprende, el tema se desarrolla y aporta más a lo que la población necesita”.

Y si en los momentos más difíciles se ha demostrado que se puede salir adelante y encontrar soluciones a los problemas económicos, en la realidad se ha demostrado, como dijo el presidente Díaz-Canel en los últimos minutos de la conversación, que “en Cuba todos podemos fallamos, a veces fallamos en disciplina, organización, sistema y sistematicidad en el trabajo, pero somos personas buenas y talentosas, personas creativas, personas que sabemos que su actitud puede marcar la diferencia, en todos los momentos difíciles como este”.

Por eso, me alegré tanto, “esta revolución no nos puede perder”, pero no es sólo “el destino de Cuba, no es sólo el destino de los cubanos y de los cubanos, sino que también sería el fin de los millones de víctimas en el mundo”.

En cada visita, los conversos comentaron sobre una manera de llegar a acuerdos, intercambiar estilos de trabajo, criticar y crear soluciones y socializar a las personas. Sí, esa es una gran experiencia de aprendizaje, la oportunidad de apreciar la realidad, es una oportunidad de hablar y comunicarnos con el lugar que tanto amamos.

“Y porque las cubanas y los cubanos tienen 65 años y han aprendido a sostener nuestra sagrada independencia contra el viento y el mar, quedan en ese tiempo una demostración de talento, compromiso, creatividad y amor”, reflexionó el contratista.

Esta es una convicción muy profunda que siempre hemos tenido, a saber, que “cada día buscamos esa energía en las reservas morales de nuestro pueblo, que nunca podrá abandonarnos”.