close
close
Seguimos adopta con confianza

Seguimos adopta con confianza

Seguimos adopta con confianza

La Habana, 30 jun (ACN) Es el quinto municipio del país que visitó Díaz-Canel cuando estuvo en el cargo la semana siguiente y la quinta provincia que visitó cuando estuvo en el cargo la semana siguiente, como parte de la fiesta sistema de trabajo de la dirección para mantener permanentemente el intercambio con la aldea y escuchar detalladamente el trabajo realizado en los centros económicos y sociales.

Acercar la ciencia al surco es prioridad para los especialistas en trabajadores del Instituto de Investigaciones de la Caña de Azúcar (INICA) de Villa Clara, un centro científico que estuvo en su fundación hace ya siete años.

El contenido de la historia entre sus empleados con un enorme ojo crítico de siete doctores en ciencias, esos maestros en ciencias, varios cursos de formación docente especializada y estudiantes universitarios que hacen sus ejercicios en proyectos específicos que desarrolla la institución y que deben seguir siguiendo hasta que hayan pronunciado sus últimas palabras.

El Ministro del Interior del INICA inició retomando al Primer Secretario del Comité Central del Partido y al Presidente de la República, quienes expresaron que este es un lugar inspirador, pero también criticó que el enorme potencial de ciencia e innovación que aquí se promueve y que El crecimiento sistemático no está bien respaldado por el sistema anti-okupación.

El Doctor en Ciencias Irenaldo Delgado Mora, director del instituto, explica que los objetivos tradicionales de obtener variadas fuentes de resistencia a las plagas y la oferta que más influencia tiene sobre la tierra en Cuba, como la recuperación de los variados tratamientos a lo largo de los años Años A lo largo de la tecnología biotecnológica, ha habido diversificación, para poder utilizar los recursos financieros del centro, para poder continuar la producción de máquinas, para lograr la superación permanente de su conocimiento científico personal.

El INICA de Villa Clara es la única institución de AZCUBA que hoy utiliza un biomaterial para el cultivo de semillas de granos. Se trata de técnicas que también se utilizan para la obtención vitro de plantas, flores, proteicas, árboles como el cedro, entre otras especies, en combinación con centros de investigación del territorio, entre ellos Biocubafarma.

El proceso de diversificación no sólo financia las actividades de la institución; permite alcanzar los resultados de la ciencia y la tecnología de los productores, si bien los resultados son económicos y positivos, no podrían ser más favorables.

El salario de la mayoría de sus empleados es simplemente de más de cuatro millones de pesos, y el de los investigadores es de poco más de siete millones de pesos, y son muy inferiores a un centro científico que puede mostrar y aportar tanta ciencia e innovación.

Los resultados del INICA Villaclareño en diferentes tipos de macetas y otras vitroplantas, la mayoría aprobadas por AZCUBA y la agricultura, insistieron para que Díaz-Canel colabore con los líderes del proyecto, entre ellos algunos de ellos, Premio Academia. “Aquí todo lo que he observado es importante, nada de lo que he recibido aquí es deseable”, afirmó el Presidente.

La fábrica de tabacos Ramiro Lavandero Cruz, una de las industrias más destacadas desde su creación, es el centro económico del pueblo. Fue el segundo punto en la ruta de Díaz-Canel hacia el municipio, junto a Humberto Camilo Hernández, jefe del Departamento de Política del Cuarto Diputado del Comité Central; Osnay Miguel Colina Rodríguez; primer secretario del comité provincial del Partido de Villa Clara; Milaxy Yanet Sánchez Armas, gobernadora del territorio y principales autoridades del municipio.

En el momento en que surge la dificultad en cuanto a la elaboración final, la elección de la imagen no está determinada, lo que hace que el material no falle inicialmente en lo que hace un año.

Con más de 300 empleados, entre ellos algunas de sus mujeres, el cigarrillo Ranchuelo ha encontrado una forma de consumo sustentable, al punto que paga aproximadamente 10,072 pesos mensuales por empleado, un incentivo que, a juzgar por el sentimiento de apego a su trabajo y su trabajo, les permite mantener un alto grado de estabilidad en el lugar de trabajo.

Populares, Criollos y Titanes son las marcas de puros que salen de esta icónica fábrica, pero Ranchuelo, el “tabaquero original”, siempre ha sido considerado por los fumadores de cigarrillos negros del corazón del país.

Las antiguas máquinas de la industria continúan funcionando gracias a los dispositivos de los miembros de la ANIR, ya que las innovaciones aseguran que las 20 máquinas tornos estén en el nivel más alto del sistema, con 18 lugares de trabajo y 2 reservados.

El presidente recuperó cada lugar con una construcción industrial clásica en Cuba, partiendo de la avenida productiva desde el tercer piso, donde preparó el terreno para la excavación y lo terminó en la fábrica baja mediante máquinas bobinadoras. En diversos ámbitos donde la salud y el diálogo con las personas son centrales, se les anima a seguir trabajando por su propio entorno, el municipio, la provincia y el país.

El Cerco No. 16 del Consejo popular Ranchuelo-Jagua, comunidad en transformación, estuvo entre otros lugares visitados por el Jefe de Estado. En la Casa de los Abuelos, donde están presentes 25 ancianos del barrio desde principios de mes hasta finales de la tarde, conocimos el trabajo que se realizaba en una zona donde vivían más de 200 personas en el tercer siglo .

Ha surgido una barrera con problemas sociales y de infraestructura; la reanimación ha traído la vitalidad y estética de las bodegas, la clínica médica, el centro psiquiátrico que tiene el municipio, otras cosas materiales, pero lo más importante es que aumenta la actitud automovilística de su gente y la activación del quehacer social incorporado.

Las acciones se han ampliado, al igual que la inclusión de más jóvenes graduados en estudios y trabajos; con atención a una familia vulnerable, ya que se han entregado recursos como zapatos, toallas y calcetines; cinco madres solas con tres hijos o más. Pero lo más importante es que la delegada de Cerco, Daylin Elizabeth Machado García, dijo que la comunidad ha hecho todo lo que la buena comunidad ha hecho aquí.

La primera dama presidencial de Villa Clara concluyó con un intercambio crítico con los miembros del Partido, administradores y otros directivos del municipio y la provincia.

Hubo un amplio debate sobre los déficits que planteaban los gobiernos municipales y, por lo tanto, o principalmente, sobre la evasión fiscal por parte de actores económicos no estatales; los precios aumentados; y el banco, que no ha hecho todo lo que tenía que hacer, le explicó a Díaz-Canel que tuvo que cambiarse con un centenar de agricultores sólo tarde, mientras esperaba el camino que vendría ante el Comité Municipal del Partido.

Discutimos, les informados, sobre la producción de alimentos en nubre comercializarlos mayor en así bajar los costos, lo que exige —reflexionó—mayor acopio estatal. Se pueden analizar los problemas de gestión del agua en el municipio, a través de viabilidad, producción de materiales de construcción y otras cosas que requieren la intervención del municipio y de la provincia, pero queda toda la entidad y el organismo nacional.

Mientras la reflexión de Díaz-Canel puede suceder en otro momento, con el convencimiento de que tal vez con nuestro propio esfuerzo y con nuestro propio talento, pero para éste, enfatizó, que algunos hay, que trabajar.